El viernes, junio 30, 2006 escribí esto:

La guaja de los rizos

Este blog estaba prácticamente condenado a muerte, pero aún hay un post que falta por colgar...

El destino es un croupier ingenioso e inescrutable. Coge sus cartas, las baraja, y de ellas saca una mano que a veces resulta ser ganadora. Y esta vez siento que esa mano me ha sido repartida a mí.



Hace casi cuatro meses -como ya he comentado aquí, pero para el que no se acuerde está aquí-, apareciste por mi camino, y no sólo no te fuiste cuando temía que lo hicieras, sino que te quedaste conmigo.
Sin embargo, lo que te encontraste no era precisamente agradable. Miedos, complejos, paranoias, culpabilidades... Tantas cosas que incluso me asusté un poco cuando me hiciste verlas todas juntas. Cosas que te hubieran espantado a la mínima, pero me diste la oportunidad de mejorar, quisiste tocar las teclas adecuadas para que yo hiciera el resto... y lo conseguiste.


Hay palabras que me cuesta mucho esfuerzo mantener en mi diccionario de con-sentidos -en oposición a los sinsentidos-, pero... Sí, tal vez esto sea la felicidad; el sentir las cosas que siento, el no sentir la necesidad de disculparme, el ver el pasado como un libro del que se aprende y no un cuaderno en el que se tachan y reescriben contínuamente las historias, ser capaz de encarar a ese otro yo que tanto temo y que me devuelve siempre la mirada...
Mirar durante minutos tus ojos de gata, jugar con tus rizos entre mis dedos, besar tus labios... Tocar tu piel.
No soy feliz por ir de tu mano por la calle, sino por sentirme tan bien cuando estás conmigo, por el hecho de que nuestros pensamientos se unan a veces de forma tan desconcertante, de que desde el primer momento tu piel y la mia se encapricharon la una de la otra...

Como ya te dije, eres lo mejor que podía esperar que me pasara, y llegaste cuando no lo esperaba, cuando estaba convencido de que yo no estaba hecho para mantener una relación con nadie. Aún me saltan las dudas de vez en cuando, dudas inevitables por otro lado -¿quién puede ser capaz de no tener miedo a no saber hacer feliz a la persona que quiere?-, pero hay algo dentro de mí que tiene ganas de entregarlo todo otra vez, sin miedo. Y si significa estar a tu lado mientras recorres tu propio camino, pues seré yo quien te lleve la mochila.

Y no me vale que me digas que todas esas cosas que han salido ya estaban en mí y era cuestión de tiempo que salieran, porque muchas personas han pasado por mi vida y ninguna hizo tanto por tirar de ellas hacia afuera como tú has hecho. Es algo que, aparte de lo que ahora tenemos, siempre te agradeceré, por ver en mí siempre lo que pude llegar a ser y no lo que era.


Seguro que con todo lo que he puesto no he conseguido expresar ni la décima parte de lo que pretendía, pero últimamente he perdido la costumbre de escribir.
Por supuesto, si algún día llegas a leer estas empalagosas y cursis líneas, me pondré colorado como nunca me he puesto.

Para mi guaja de los rizos, te quiero peque.

**************************************************************
And now I know what they say...

Is it the terrible beauty we've made?


[Spandau Ballet, Through the barricades]


El lunes, abril 10, 2006 escribí esto:

Arando campos

Miraba las ramas de los árboles moverse contra el negro pálido del cielo, iluminados por el naranja de las farolas, recostado en la fria piedra, con la cabeza apoyada en tus muslos, mientras jugueteabas con mi pelo. Sentía cómo el frio calaba el cuero de la cazadora y se instalaba en mi espalda, que se encogía en espasmos dispersos.
Veia tus largos rizos negros caer enroscados sobre mi cara, balanceados por el viento.

Te dije... Joder, me siento como si me hubiera pasado todo el dia arando campos y de repente llegara a casa y me tirara en la cama... No es cansancio, es sentir que estas en el sitio que te corresponde... Sienta bien estar así.

Sienta bien tener tus brazos rodeandome el cuello desde atras.
Sienta bien notar tu mirada de reojo cuando vemos una peli.
Sienta bien oir de tu boca que soy el único tío en quien confias.
Y sobre todo sienta bien no necesitarte.


Tus rizos seguían el ritmo de la brisa, las ramas se agitaban, tus dedos jugaban entre mi pelo... yo me sentía perfectamente...
Y todo por el ridículo precio de... un domingo muy jodido por el catarro... Malditos bancos de piedra en primavera.

El martes, marzo 28, 2006 escribí esto:

Trasgu Internacional

Tras mucho esperar... ¡por fín tengo destino en Francia! Y encima el que yo quería...
Ahora queda arreglar todo el papeleo, buscar residencia, intentar contactar con algún profesor de allí y si es posible, incluso obtener alguna orientación de los proyectos de fín de carrera disponibles.
Bueno, eso y aprobar todas las asignaturas y dedicarme a trabajar durante el verano para hacerme un colchón económico... En otra ocasión ampliaré un poco más la información.

Sobre C, decidimos dejarlo en suspensión al menos de momento, las circunstancias hicieron que no fuese el mejor momento para intentar nada, o eso queremos creer... Seguimos quedando a diario, y cada dia nos entendemos más y mejor. Nada de agobios, ni de incomodidades. Estamos bien como amigos y tal vez dentro de poco estemos bien de otro modo.
El tiempo que nos dedicamos fue muy bueno, y con eso me quedo. Ahora, el tiempo dirá hacia donde vamos. La diferencia con el "antes" (mejor dicho "mi antes") es que ya no me reconcomo por dentro. Es lo que es y será lo que será, y punto. Si va a ser verdad que la gente a veces evoluciona...
Me quedo con sus palabras, con su confianza en mí, con su sinceridad. Y me basta.

Saludos.

El viernes, marzo 17, 2006 escribí esto:

Mis 4

Bueno yo no he hecho la cadena, asi que lo intentaré:

4 Trabajos que haya tenido:
- No soy productivo para este pais, no he tenido ni un miserable trabajo nunca, lo mas parecido es atender una asociación en la que el presidente está fuera unos meses, y me pagan por ello una cifra simbólica.

4 Peliculas que pueda ver infinidad de veces:

- Harry el Sucio
- Cualquiera del señor de los anillos (sobre todo la última)
- La trilogía del spaghetti-western: La muerte tenía un precio, El bueno, el feo y el malo y Por un puñado de dólares
- Muchas otras: Underworld, Batman, Eduardo Manostijeras, Pesadilla antes de navidad... Demasiadas

4 Series de tv que me gustan:

- Mujeres desesperadas
- Los serrano
- Bleach (el manga tambien cuenta no? no la busquéis por los periodicos, la echan en japón y aqui llega subtitulada XD)
- Apoyando a wave, a ver si la reponen... Los caballeros del zodiaco

4 series de tv muy recomendadas pero que nunca he visto ni un minuto:

- Sexo en Nueva York
- Perdidos
- Naruto (sigo con el manga)
- No me acuerdo de mas XD

4 Lugares donde he estado de vacaciones:

- Galicia
- León
- ... No he estado en muchos sitios de vacaciones, casi siempre en los mismos lugares

4 Platos preferidos:

- La fabada de mi abuela, como no
- Pasta
- Chocolate
- Mas chocolate

4 Lugares donde me gustaría estar ahora mismo:

- De compras por Londres
- Fotografiando Francia
- Barcelona
- Nueva York



Bueno, el que quiera que la haga.
Saludos.

El miércoles, marzo 15, 2006 escribí esto:

Damned (2 de 2)

El jueves, marzo 09, 2006 escribí esto:

Damned

La tengo delante pero no sé reaccionar. Toda la tarde sentada frente a mí. La cabeza va demasiado rápido, se bloquea. Inevitablemente se hace el silencio por no poder decir lo que quiero.

Sentado en un banco del parque, ella echada con la cabeza apoyada en mi muslo. Me bloqueo. Aún tengo miedo, por lo que parece.

No tengo ganas de estudiar, no tengo ganas de escribir en el blog, no tengo ganas de comer, ni de dormir, y lo poco que duermo es para levantarme peor -de nuevo-, no tengo ganas de leer, ni de ver la televisión, ni de quedar con nadie... Sólo espero a que pasen las horas y verla de nuevo, y no hacer nada, otra vez...

Otra vez...

Porque cada vez que se va me entran ganas de correr detrás de ella y decirle: No te vayas...


City of the Damned, at the end of another lost highway, signs misleading to nowhere...

El lunes, marzo 06, 2006 escribí esto:

Domingo en la lluvia

Recuerdo lo que decía hace un par de semanas. No voy a dejar que me obsesione. Y sin embargo no hago más que pensar en ella todo el tiempo.
Me paso media noche pensando en lo que me dijo por la tarde, o en los mensajes que me manda los sábados por la noche diciendo que no le apetece quedar con nadie más, que si quiero quedar con ella para ir a tomar algo tranquilamente.

Incluso el viernes, mientras otros labios recorrían mi cuello, yo pensaba por momentos en ella, inconscientemente.

Me gusta cuando está de fiesta, cuando me mira con esa mirada desafiante y morbosa que contínuamente me reta, pero sobre todo me gusta cuando es ella misma, por semana, cuando está delante de una manzanilla con limón y sacarina y me habla y me cuenta sus teorías sobre todo, cuando se calla en ese silencio inteligente, cuando interrumpe una frase para analizar una idea y expresarla mejor... Esa parte de ella que pocos conocemos -por suerte me cuento entre ellos-.

Ayer la acompañaba a casa a media tarde. Domingo, la calle practicamente vacía de gente. Ella iba cogida de mi brazo y a ratos apoyaba la cabeza en mi hombro. La lluvia me caia en la cara. Me sentía contento, como hacía mucho que no me sentía.
-Estoy contento -le dije.
-Tienes buena cara hoy, se te ve muy bien -respondió.

Me gusta estar con ella, me gusta ella, sí. Pero creo que no quiero nada más. Sólo pasarlo bien.
Creo que ambos queremos lo mismo.


Siempre he preferido un beso prolongado,
aunque sepa que miente,
aunque sepa que es falso...
[Héroes del silencio, La Herida]