El jueves, febrero 17, 2005 escribí esto:

Acerca de una carrera que toca a su fin... por fin...

Hoy no me sinto nada pero nada nada capaz de estudiar. Tengo la moral un pelin baja por el examen de ayer. Se que ya no tiene remedio, pero veo junio tan cerca y tan cargado de trabajo que me agobio sólo de imaginarlo. Así que tendré que empezar a preparar los segundos parciales nada más acabar los primeros, si quiero tener tiempo para preparar además las 4 que tengo directamente para junio, y ya suman 10. Se que no parecen muchas, creo que Nafthy tenía 14, pero lo normal en mi carrera es tener 6 por curso, 7 como mucho, y son todas anuales, ni una sola cuatrimestral.
Hoy el profesor de la asignatura de la que tuve el exámen ayer martes nos dio una charla sobre los proyectos de fin de carrera que propone su departamento en colaboración con empresas importantes, como son Aceralia, lider en metalurgia, y nos decía que generalmente luego los que hacian el proyecto para ellos o los que conseguían alguna beca en Aceralia se quedaban ya fijos trabajando allí. Y esto que debería alegrarme por ver que no todo está tan negro en esta Asturias que tanto quiero y que tantos palos nos da, pues resulta que me bajó un poco más la moral, porque aún veo lejos el momento de tener en mi mano ese trozo de papel que me acredita como licenciado, más concretamente como Ingeniero.
No falta tanto, lo sé. Si me lo propongo de verdad, puede que el año que viene termine el último curso (6º!!), y entonces ya es distinto, porque el proyecto lo puedo ir haciendo sin prisa mientras busco algún trabajo.
El año que viene. Eso supone que habré invertido en la carrera 8 años de mi vida. Puede sonar a demasiado tiempo, pero la media está en sacarla en 9 años, así que me consideraré un poquito más aventajado que los demás (mi 138 va a ser cierto... verdad Oxygen?) No está mal, pero uno ya llega cansado al final. Por suerte los últimos años de la carrera son completamente distintos de los primeros, en los que se dedican a meterte con calzador matemáticas, más matemáticas, física, más física, y otras cosas. Y piensas: ¿Para qué quiero yo saber calcular una reducida canónica de Jordan, o la velocidad con la que abandona una espira triangular recorrida por una corriente un campo magnético homogéneo y constante? Y cuando pasan los cursos, ves que todo tiene aplicación.
Nos meten mucha caña, es cierto. Pero lo bueno es que estamos entre las mejores escuelas de Ingenieria de toda Europa, al menos en las áreas de Electrónica. El nivel se paga, pero se reembolsa también a largo plazo.
Y cuando llegas a 4º, pues todo cambia. Empiezas a ver Ingenieria de verdad. Más bien eso pasa en 5º, pero en el anterior se empieza a notar el cambio. Lo que llevo del presente curso (5º) ha resultado por el momento la parte más interesante de la carrera, y también, por qué no decirlo, gratificante. Vuelves a reencontrarte con aquellos viejos pensamientos que tenías cuando entraste en la Universidad, sueños de un puesto importante en una gran empresa algún día. Yo al menos disfrutaba con la física, la electrónica, la electricidad, las matemáticas... Y cuando llegas a la carrera, y te bombardean con todas esas matemáticas (Cálculo Infinitesimal; Álgebra Lineal; Ecuaciones Diferenciales; Ampliación de Cálculo; Estadística Teórica y Aplicada; Métodos Matemáticos de la Técnica), y consiguen que las odies a muerte. Pero las apruebas, y tras un tiempo vuelves a sentir el gusanillo matemático, y descubres que ahora eres capaz de mucho más. Vale, soy un poco raro, me gustan las matemáticas. Y si a vosotros no os gustan, es porque no las entendeis. ¿La culpa? De los profesores, que son unos ineptos.
Como decía, llegas a los últimos cursos, y te sorprende ver que los profesores no son los hijos de su madre de los primeros, que se dedicaban a poner exámenes imposibles (yo tardé 4 años en aprobar Cálculo), sino que HACEN LO POSIBLE POR AYUDARTE A APROBAR, porque dicen que es una pérdida de tiempo dar tanta teoría, y quieren que aprendas a hacer las cosas de verdad, no en una pizarra. Y así es difícil que no surjan otra vez aquellos motivos por los que decidiste entrar en Ingeniería Industrial, aquel agosto de 1998 que tantos recuerdos te trae...

Hay dos profesores, que son los que más se interesan por los alumnos (Manés, de Cálculo, Construcción y Ensayo de Máquinas Eléctricas [acojona, eh?], y Arturo, de Electrónica de Potencia), que incluso nos han propuesto guardarnos plaza para un nuevo máster (el único oficial en toda Europa de la especialidad de Electrotécnia), que están desarrollando junto con otras 5 universidades europeas que empieza el año que viene. Serían dos años, el primero teórico, pero corto, de 120 horas (una asignatura normal mia), y el segundo práctico y con posibilidad de hacerlo en el extranjero. Así que tal vez dentro de dos años esté tecleando posts desde Dinamarca, Alemania, o incluso Rumanía, quien sabe...

Pero me adelanto a los acontecimientos. Por ahora, me centro en estudiar todo lo que puedo para intentar tener un poquito de verano y mis primeras vacaciones en 7 años!!! Estudio todo lo que las puñeteras pastillas me dejan, claro. Y a veces no puedo evitar, un par de días antes del examen, estar a punto de reventar de rabia e impotencia por no ser capaz de asimilar más información. Y si dejo de tomar las pastillas, las amígdalas se me inflaman, y me pongo peor. Paciencia...

Buff, pedazo de post que me he marcado, y eso que no tenia nada que decir. Símplemente me dejé llevar, y mira cómo he acabado.
Parece que me empiezo a soltar, ya voy dando pistas sobre mí. Cada vez me importa menos, la verdad. Creo que es una chorrada, pero aún hay cosas (y sobre todo nombres) que no me atrevo a escribir. Y tal vez sea mejor así. A veces pienso que escribo cosas que debería guardar para mí. Pero yo no soy de los que gustan de ocultar sentimientos. Nunca me ha traido nada bueno callar lo que siento o pienso. Aún así, a veces la boca me pierde...

Me despido ya. Si alguien ha conseguido leer hasta aquí, enhorabuena, pero sobre todo gracias, gracias por leer lo que escribo.
Llevo unos días en los que me apetece dar las gracias a mucha gente. Y creo que voy a empezar a hacerlo.

Hasta el próximo.

Comments:
Yo tb soy de las que le gustan las mates, de hecho, era mi aisgnatura favorita en el colegio. Y bueno, si has leido un poquito de mi vida sabrás el porqué no estudié nada relacionado con esto, porque realmente me gustaban mucho y las llevaba genial.

Ahora ya a estas alturas de la vida, ya ves fin a la carrera,eh? :p! Han sido muchos años y mucho esfuerzo el que te ha robado, pero todo tiene su recompensa ;)!

Un abrazo.
 
yo consegui leermelo todo lalalala!!!XDD!!dios y depsues se kejan de mis post largos ejjejeje!!!
ANIMO nene q ya no te keda na....a cojerlo con fuerzas te envio mis radiaciones positivas!!
BESUKOS!!
 
jeje...arturo dice... menudos palos qyue va dando por los primeros de alguna carrera!!!!

El mejor es super-zuñi y Joordi (Set-o, of course) ...luegotan zuli ...y alguno mas que en fin...

Jose!!! un especial de pollo!!!
 
Looking for information and found it at this great site... »
 
That's a great story. Waiting for more. A review of patents chemistry
 
Publicar un comentario

<< Home