El jueves, febrero 10, 2005 escribí esto:

Asco de vida...

Hoy he estado pensando un poco acerca de la muerte. No os asusteis, me refiero a todo ese conjunto de cosas que rodean la muerte de una persona. Yo lo he vivido hace casi un año, y me he dado cuenta de que, como casi todo en esta vida, la parafernalia de un funeral es un completo absurdo.
Estoy de acuerdo en que la familia necesita su tiempo para despedirse de un ser querido cuando este muere, y en los tiempos que corren lo lógico es que ésto se lleve a cabo en un tanatorio, porque no me imagino yo un velatorio en un apartamento de 45 metros en un séptimo piso. Una muerte es un cambio muy grande en la rutina de una familia, incluso en la rutina de un grupo de personas que sin tener relación directa, compartían aspectos de la vida con el difunto, sean amigos, compañeros de trabajo, etc.
Con lo que no estoy de acuerdo es con el contínuo trasiego de familiares, amigos, conocidos, amigos de amigos, compañeros, mas familiares, y al fin y al cabo cualquiera que pasa por delante de la sala. Y no estoy de acuerdo porque suele ser gente que no pintaba nada en su vida, familiares lejanos que apenas conoces y que se sientan a tu lado durante un día entero, sin dejar de hablarte porque creen que necesitas hablar. Gente que no para de preguntarte cómo estás, cuando lo que menos te apetece es dar explicaciones de nada a esa persona que nunca has visto.
Un velatorio debería ser para los más allegados, y el resto de la gente debería limitarse a cumplir dejando su tarjeta y su firma en la mesa que está a la entrada de la sala del tanatorio, o pasando a dar el pésame y echar un ojo al muerto (que el morbo nos puede), lo justo y necesario.
Cuando alguien cercano se muere, no te apetece estar con toda esa gente, aunque ellos piensen que es lo que necesitas.
Pero lo peor es el grupito que nunca falla, esa parte de la familia, o de conocidos, que se sientan en los asientos de la sala y se ponen a hablar a gritos, riendo a pleno pulmón. No quiero decir que un velatorio tenga que ser silencioso y triste, pero esa gente suele ser gente que no pinta nada ahí, supongo que todos sabemos a qué me refiero. Para eso, que se vayan a la cafetería.
Hace un año lo que a mi me apetecía era estar pegado al cristal que me separaba del cuerpo sin vida de mi padre. En dos días no me separé de dicho cristal, porque necesitaba cambiar el último recuerdo que tenía de él, la expresión de su rostro que no conseguía quitarme de la cabeza. De hecho, tuvieron que arrastrame fuera el último día, entre mi tía y unas amigas (gracias, C; gracias, L y E, y todos los demás; os quiero un huevo a tod@s aunque nunca os lo haya dicho) porque empezaba a ser preocupante.
Recordando esos momentos las lágrimas vuelven a asomar por mis ojos. Ahora me acuerdo de Nafthy, y de su post. Nafthy, cielo, no se muy bien quién era, ni qué significaba para tí, pero el dolor no siempre es malo. A mi me ha servido para purgar los malos recuerdos que tenía de mi padre.

No puedo seguir escribiendo...

Comments:
No se yo hace un mes y pico perdi a un ex novio mio,y la verdad no fui al tanatorio,no tenia ganas y al entierro fui xq si no me iba a arrepentir...xo tienes razon yo toy de acuerdo con esos dias q no te apetece ver a nadie ni hablar con nadie....xo la gente aveces somos muy inoportunas,no se!!
BESUKOS!!!
 
No se yo hace un mes y pico perdi a un ex novio mio,y la verdad no fui al tanatorio,no tenia ganas y al entierro fui xq si no me iba a arrepentir...xo tienes razon yo toy de acuerdo con esos dias q no te apetece ver a nadie ni hablar con nadie....xo la gente aveces somos muy inoportunas,no se!!
BESUKOS!!!
 
Es muy diferente ser quien escucha las palabras de ánimo y quien las dice. Totalmente diferente. Siempre piensas que es lo mejor para la otra persona hasta que te encuentras en la otra situación.

No tengo más palabras. Sólo mandarte un abrazo.
 
Yo tb he pasado por ese trágico momento hará cosa de dos años atrás. Mi abuelo pasó a una vida mejor con 60 años. De este tema no tengo mucho que decir, es más, tengo mucho miedo. A los 6 años estuve a punto de pasar a otro mundo. Me atropeyó un coche. Tengo recuerdos vagos de aquellos tiempos. Fue muy triste. Nada más que decir. Un abrazo
 
X cierto el anonimo soy yo q no se xq no puse mi nombre XDD!!
BESUKOS!!
 
La sabiduría popular es eso...sabia. Es verdad que ahora es difícil,pero ¿qué manera mejor de despedir al fallecido que en su casa, rodeado de su familia y amigos?Nada que ver con un tanatorio.Hoy se trivializa la muerte y se intenta hacer que no ha pasado nada y "animar" a los allegados sin respetar su dolor.Pero no deja de ser un momento de pérdida que se debería vivir en compañía,llorando porque duele pero también riendo anécdotas y recordando todos los momentos buenos que esa persona nos hizo pasar...Como siempre, lo bueno es el equilibrio,con mucho cariño y con todo respeto.
 
This is very interesting site... video editing schools
 
Publicar un comentario

<< Home