El jueves, febrero 24, 2005 escribí esto:

Hubo un tiempo... (aviso: chapa)

Hubo un tiempo en que de mi pluma salían palabras que llenaban el blanco de un folio tras otro, creando historias que nunca veían un final. Historias casi siempre tristes, sobre pérdidas personales, sobre la tristeza, sobre la soledad y la guerra. Sobre la muerte, la de otros y la del mismo protagonista. Historias que mientras las escribía me consumían un poquito, hundiendome con ellas en esos sentimientos. Historias que están olvidadas en alguna carpeta, algunas, y otras vuelan por el aire en forma de cenizas y humo. Historias con las que intentaba buscarme a mí mismo en la dirección equivocada. Ya no más.
Hubo un tiempo en que podía empezar a señalar estrellas, y decirte sus nombres uno por uno, la época en que mejor se veían, la magnitud de su brillo... Hubo noches en vela esperando que tal o cual región del cielo apareciese por el horizonte, para poder fotografiarla, dejándome los riñones en los 30 minutos de exposición que eran necesarios para captar las distintas nebulosas, galaxias, cometas, o lo que fuera. Días en los que podía alinear casi perfectamente mi telescopio con el eje terrestre casi de memoria, sin recurrir a los mapas de estrellas más que para afinar el ajuste. Ya no más.
Hubo un tiempo en que la soledad significaba sufrimiento, angustia, ansiedad. Necesitaba compañía, necesitaba ocultarme de la soledad para que ésta no me encontrase y me atase con un nudo de tristeza a la pata de la cama. Soledad confundida con individualismo, con independencia, cuando era incapaz de mantener un espacio íntimo para mí porque el mundo se me caía encima. Soledad inventada, inventada por mí, es cierto. Soledad que escondía inseguridad, falta de autoestima, necesidad de ser importante, interesante para alguien. Ya no más.
Hubo un tiempo en que miraba el mundo a través del objetivo de mi cámara, y veía un mundo distinto, un mundo de contrastes, luces y sombras, texturas, gestos, miradas, movimientos capturados en una centésima de segundo. Mi cámara, mi amante siempre presente en el fondo de mi mochila, cargada y presta para disparar cuando era necesario. Dicen que los grandes fotógrafos tienen vínculos con sus cámaras semejantes a los que podían sentir hacia sus parejas. Yo podría decir que estaba enamorado de mi cámara. Me daba la posibilidad de expresarme, de comunicar un pensamiento, una idea, mediante una imagen, una creación mía. Si hubiese un incendio en mi casa y sólo pudiese sacar un objeto, sería mi Canon. Cuántas veces recorrí la playa de su mano, cuántos kilómetros hice en mi bicicleta para llegar a ese lugar y tomar esa foto, cuánto dolor soporté en los dedos congelados, mientras fotografiaba quieto durante una hora y media una tormenta que hacía saltar las olas cruzando todo el paseo. Por desgracia, ya no más.

Vuelvo a tener ganas de escribir, pero no aquellas tristes historias. Tengo ganas de escribir sobre personas que sienten cosas bonitas, o tristes en su justa medida, sobre amor, felicidad, amistad, sobre encuentros, realización...
Siento de nuevo la llamada de los astros girando sobre mi cabeza, dejando trazas luminosas en la película de mi cámara, me apetece recordar todos aquellos nombres: Deneb, Albíreo (la doble estrella azul y naranja!), Mizar, y su compañera Alcor, Sirio, Betelgeuse, Regulo, Aldebarán, Mira, Vega... Cómo ansío volver a contemplar las formaciones gaseosas en forma de nebulosas, galaxias... El Anillo de Lira, las Pléyades en Tauro, M13 en Hércules, la galaxia de Andrómeda, la nebulosa Norteamérica del Cisne... A veces echo un ojo a mis viejas fotos del cielo, y me entra la nostalgia.
Pero nada deseo más que reencontrarme con mi vieja amante fotográfica. Mi querida Canon, semiolvidada en el fondo de una mochila junto con el resto del equipo. Mañana es mi último examen. El viernes tengo pensado desempolvar el equipo, y tirar al menos un carrete con lo que sea, aunque sea desperdiciar fotogramas. Porque yo soy de los clásicos, de los de película mal llamada "analógica", y sobre todo, fiel a mi Blanco y Negro (B/N), y a la excitación de ver surgir en el baño de revelador esa imágen que recuerdas haber tomado hace un tiempo, ver cómo se convierte en algo real en una hoja de papel baritado, no perdida en una dirección de memoria intangible. La fotografía digital está muy bien para ciertas cosas: rápida para el fotoperiodismo, útil para descartar errores en viajes, y para mandarlas a los amigos, pero poco más. Y no nos engañemos, aún falta mucho para que la calidad de una fotografía digital sea comparable a una copia química. Y, al menos para mí, la comparación no es posible. El papel baritado es especial, enamora a la vista. Fotografía de verdad.

Nada más, que ya he desvariado suficiente. No espero que lo leais completamente. Es un rollo mental. Paranoias.

Comments:
Pues para ser paranoias son unas paranoias muy bonitas. Me asustaste por un momento, pense que ibas a dejar de lado todas esas cosas que te gustaban, las describias tan bonitas, pero veo que sólo vas a retomarlas con otra filosofía, o eso me parecio entender. Me ha gustado sobretodo eso de las estrellas, yo nunca he sabido distinguir absolutamente nada pero creo que es algo digno de admirar y jo, io soy feliz con mi camarita digital :( No sabes la de sonrisas que he sacado con ella. Muchos besitos
 
Jo!me alegro q empeices de nuevo xo cn cosas bonitas,yo tube un tiempo q tb huia de la soledad...me recordo mucho el trozo de la soledad a mi!!!!
Me encanto lo q escribiste!!!
BESUKOS!!!
 
Pues yo me lo he leído enterito y te digo que es muy bonito lo q has escrito :),de veras.
Niño,dónde quedaron esos días? Me alegra que vuelvas a esos tiempos,pues a lo q te dedicabas es belleza pura;escribir,fotografiar...te admiro por saber hacer esas cosas.

Yo tb soy más de cámara "normal" y estaba enamorada de mi kodak,q lo tenía todo...pero se me rompió,desde entonces no he querido otra :(.

Muxa suerte y ánimos en tu último examen!!
Besus
 
Trasgu, quiero seguir leyendo tus paranoias! :p!

Mucha suerte y a seguir emparanoiandose...;)!

Comment breve xo...estoy agotada!
 
Cool blog, interesting information... Keep it UP »
 
Publicar un comentario

<< Home