El lunes, agosto 15, 2005 escribí esto:

El amor definitivo

No sé si en cuestiones de amor funcionamos igual las mujeres y los hombres. Tampoco sé si sólo existe un flechazo amoroso o varios. En cualquier caso, ¿es posible saber si un flechazo es el verdadero? Ahora mismo estoy perdida porque, aunque el amor que vivo lo lleva todo en contra, tengo la certeza de que es el verdadero. El amor ¿es cuestión de búsqueda o de encuentro?

Muchas preguntas y todas sin una respuesta condundente por una razón: cada persona es un mundo, un universo. Por ejemplo, hay quienes buscan recibir amor y cifran el éxito amoroso en que llegue a su vida alguien que sea feliz dándoles amor, pero a su vez están capacitados para ser amor para el otro. Otros piensan que el flechazo es el definitivo porque encontraron al hombre o mujer con mayor atractivo físico y que llena más plenamente sus apetencias sexuales.
A mi modesto entender, sólo hay un flechazo definitivo, palmario, inconfundible, y el amable lector, si lo vive en estos momentos, se pondrá de mi parte. Me refiero al premio gordo de la lotería amorosa, que sólo le toca a algunas personas en esta vida: que alguien te quiera por la necesidad imperiosa de dar, de hacerte feliz, de entregarte su vida para llenarla, día a día, con un amor cadarque la persona que te ama, por encima de todo, te pide que le permitas darte todo lo que es y lo que tiene. Me preguntas si el amor es cuestión de búsqueda o de encuentro y si hay más de un flech vez más desinteresado, puro y sin otro objeto que dar. Este tipo de flechazo sería el definitivo poazo. Repito que todo depende del tipo de persona, de su sensibilidad, de su calidad humana y de sus necesidades, ya sean de orden material o más profundas, espirituales, pero cuando llega el amor a la medida, ese flechazo o no, búsqueda o encuentro, tienes la certeza de que eso es amor, porque el otro no desea otra cosa que darse por entero a tí y, por extraño que parezca, no le importa tanto que tú le des. Las pocas personas que aman con este amor sublime dicen que su problema es encontrar a alguien que no ponga trabas ni condiciones apara dejarse amar sin medida. Este tipo de amor sí puede calificarse de definitivo.
Yo tengo la convicción de que el amor que pudo morir no era amor, sino otra cosa. Coincido con Benavente en que al verdadero amor no se lo conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.



Este texto es la respuesta a la pregunta de arriba formulada por una lectora al psicólogo Bernabé Tierno en el dominical El Semanal, que se reparte con varios periódicos. He querido copiarlo aquí porque me llamó la atención la respuesta que ofrece, y según la cual, por una vez puede ser que yo tenga razón en algo. Ahora se que es normal el querer darlo todo por una persona sin esperar que te corresponda más que con el dejarse querer con toda esa fuerza. Al menos ya no me considero tan raro, tan insólito, ahora veo que no es obsesión mía el querer así. O tal vez, sea ahora cuando me doy cuenta de que sí lo soy, pero en otros sentidos...

Una vez pude dar todo ese amor sin condiciones, pero ella no lo supo aceptar como se lo ofrecí, y la cosa acabó estallando. No estaba dispuesta a dejarse querer simplemente por el hecho de que no quería perder la burbuja de seguridad que le daba su independencia cuando no dejaba que nadie llegase a lo más hondo de ella. No se si aún es así; me temo que sí, y más desde que lo nuestro terminó.

Pero yo no pienso cambiar. Seguiré jugando con esas reglas. Me harán sufrir mucho, sí, pero el día que Ella me acepte y deje que le ofrezca todo lo que tengo, sé que seré mucho más feliz haciendola feliz a ella. Porque, aunque suene extraño, es a lo único que aspiro de una pareja: a que sea feliz conmigo. El resto, viene sólo.

Un saludo.
***********************************************************************************
"Los viejos sueños eran buenos sueños; no se realizaron, pero me alegro de haberlos tenido"
[Los puentes de Madison]


"Si te ofreciera mi vida, la rechazarías, ¿verdad?"
[El paciente inglés, Michael Ondaatje]


Comments:
Para mí, el amor verdadero es también el puro ansia de dar todo lo que uno es, pero he aprendido que también es necesario recibir lo que la otra persona es...porque si no, el corazón un día, por más que pueda aguantar,sencillamente no puede más de puro sufrimiento.Supongo que el secreto es conseguir querer mucho a una persona sin que eso te impida seguir tu camino. No sé por qué es, pero es un hecho comprobado, ya sé que las experiencias de otros nunca sirven,espero que la mía te sirva antes de vivir lo mismo...
 
Aish! bro, te veo ultimamente muy centrado en este tema, y ya sabes que a mi no me gusta comentar mucho en este sentido. Un besazo wapo
 
El amor verdadero lo entiendo como una entrega limpia...pero necesita alimento, nada viene solo me temo. ¿Búsqueda o encuentro? Simplemente aparece.
Posteando dominicales, en El País Dominical del 7 de este mes declaraba la antropóloga Elen Fisher "...El 97% de los mamíferos no crea este tipo de tándems. Entonces, ¿por qué lo hace el ser humano? Lo que es asombroso es el simple hecho de que nos emparejemos y seamos fieles, y el motivo que explica esta conducta es esa extraña fuerza de atracción que llamamos amor....."
Un saludo
 
El amor verdadero lo entiendo como una entrega limpia...pero necesita alimento, nada viene solo me temo. ¿Búsqueda o encuentro? Simplemente aparece.
Posteando dominicales, en El País Dominical del 7 de este mes declaraba la antropóloga Elen Fisher "...El 97% de los mamíferos no crea este tipo de tándems . Entonces, ¿por qué lo hace el ser humano? Lo que es asombroso es el simple hecho de que nos emparejemos y seamos fieles, y el motivo que explica esta conducta es esa extraña fuerza de atracción que llamamos amor..."
Un saludo
 
You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it
» » »
 
best regards, nice info » » »
 
Best regards from NY! »
 
Publicar un comentario

<< Home