El domingo, septiembre 25, 2005 escribí esto:

Domingo pre-invierno

Domingo. El tiempo invernal empieza a hacerse notar. Aquí en el norte los cambios de tiempo son radicales. Bueno, y lo que no es el tiempo tambien. Asturias siempre ha sido una región prolífica en calentamientos mentales como yo los llamo. Aquí la gente se calienta en seguida la cabeza y te monta una batalla campal. Como bien dice la canción: Cuenca minera, borracha y dinamitera. Cosas del caracter. Pero ese es otro tema.
Empieza a refrescar, a llover más de lo normal (porque en verano tambien llueve), y empiezas a tener ganas de sentarte tras una ventana a ver a la gente correr para no mojarse. Mentalidad invernal. Me gusta.
Vuelvo a mi chupa de cuero, esa que recién engrasada hace que el agua deslice sin mojarla como tanto me gusta. Cada uno se deleita con sus cosas. Chupa de cuero ajustada, y una gorra en la cabeza. Con eso voy servido la mitad del invierno. Café bien caliente, con amigos si puede ser, y si no nunca viene mal un buen libro (abstenerse no solitarios)

Hoy será mi tercer día sin tabaco. El episodio de las anginas me ha convencido. De momento no tengo demasiada ansiedad. De hecho ni me acuerdo del tabaco. A ver cuanto dura.

He comprado el objetivo para mi cámara. Ha vuelto a la vida. Vuelvo a tener cámara, pero ahora no tengo dinero (equilibrio en el universo, cuando algo aumenta otra cosa disminuye, no? jeje)

De él sólo añadir que a un mensaje mío diciendole que mi amigo era él y no ella y su problema el entenderlo o no, su respuesta fue que sentía que no nos llevaramos bien, simplemente. Al final no se va hoy, se va el martes tal vez. Yo ya no me voy a mover más. He hecho más de lo que debía.

Breves:
Me duele la garganta.
Echo de menos a alguien, como siempre.
Me siento más o menos feliz, obviando chorradas insignificantes (vease párrafo anterior)
Hace mucho que no piso Oviedo. Mañana lunes probablemente vaya.
Creo que puede haber entrado alguien en mi vida.
Creo que no quiero dejarla entrar.
Sí, es de Oviedo.

Saludos.

Comments:
Parece que vamos a ser algo así como siameses... en mi vida quiere entrar gente y ahora soy yo la que no deja que nadie lo haga... Creo que ni siquiera dejo entrar a los que ya estaban...
 
Querido Trasgu, mis palabras te pueden sonar indiferentes y me puedes mandar a donde te plazca por pensar que me meto donde no me llaman, pero hoy me siento demasiado altiva y me permito darte un consejo... (yo?)... nunca esperes nada de nadie porque siempre te defraudarán. Esto, que supongo ya habrás comprobado en varias ocasiones, es una de las pocas cosas claras que me ha dejado mi corta vida.

Un abrazo y kisitos.

Espero que sigas en tu camino de dejar de fumar, no te hace ningún bien!!! :)!
 
Publicar un comentario

<< Home