El jueves, septiembre 01, 2005 escribí esto:

Un pastor alemán corriendo tras una pelota...

Un torbellino de pensamientos y sentimientos, eso es lo que desde hace unos días tengo dentro de la cabeza. Pensamientos y sentimientos no del todo bien recibidos, porque vienen a mordisquear la cuerda que me sujeta a mi determinación. Lucho y me obligo a no ceder, y lo consigo sin dificultad. Y luego me paro a pensar en las razones por las que no dejo que me dominen, y debo confesar que no siempre logro comprenderlas. A largo plazo, sin embargo, siempre acaban siendo reconocidas como ciertas.
Con cada cigarro que me fumo entre horas de estudio el tema vuelve a mi cabeza, y más de uno de esos cigarros se consumió completamente sin que le diera una sola calada. Tal vez sea demasiado el tiempo que me absorbe (no siempre sin mi permiso), pero me gusta llevar las cosas lo mejor analizadas posible.
Tengo dudas. O lo que es peor, creo que quiero tenerlas. Eso significaría sentirme un poco más vivo, tener algo que pensar que no sean las funciones de distribución, las máquinas asíncronas y los intercambiadores de calor. Escapar durante los diez minutos de cigarro de esa biblioteca, evadirme y pedir refugio en mi mundo particular que tantas veces me ha acogido, sentado en un banco del parque viendo correr a los perros.
Al final, creo que necesito esas dudas para escapar. Pero con cuidado, estoy jugando con fuego, y por mucho que me guste el fuego, no quiero quemarme...

Comments:
uffff no te puedo comentar na más....xo sabes q pa cualkier cosa toy akí eh??
un besazo enooooorme!!
x cierto,el masaje cuando te lo doi?jajajaja!!!
 
Vale, lo reconozco, no entiendo ni mierda...será que es por la mañana, o que he perdido mi talento ya por fin entre tanta cosa mundana...En todo caso, un beso.
 
Si coincidiese que veo un pastor alemán corriendo detrás de una pelota también me quedaría absorta entre mis pensamientos... porque me encantan esos chuchos. jeje.
 
Publicar un comentario

<< Home