El lunes, octubre 17, 2005 escribí esto:

Césped

Césped corto, aplastado por pisadas. Levanto la mirada, frente a mí hay un grupo más o menos numeroso de personas, casi toda la gente que conozco. Mi ex, viejos conocidos... Muchos de los que consideraba mis amigos están delante. En primera línea, R y A, en un lugar privilegiado reservado para aquellos que más daño me han hecho. Como el resto, me miran. Me miran como quien ve una película en la tele. Sólo son espectadores.
El viento sopla a mis espaldas, hace que mi ropa se agite violentamente.
Les miro, recorro sus caras uno por uno. Me miran. ¿Qué hacen? Parece que esperan, no lo sé.
Me miran.
Me doy la vuelta. El viento me da en la cara con fuerza. El verde se transforma en azul. Ya no hay césped, sólo una pared vertical de piedra que cae a mis pies. Abajo, rocas contra las que se estrellan violentamente las olas. Levanto la vista hacia el horizonte. Nada se interpone entre él y yo, sólo el azul grisáceo del mar y luego el gris del cielo, uniforme, encapotado por completo.
Vuelvo la cabeza por encima del hombro, hacia mis espectadores. Siguen exactamente igual que antes, ni se han movido. Mirandome, Permanezco así un rato, el silencio es absoluto. Ya se qué esperan.
De nuevo miro al horizonte. Todo es gris en mi campo de visión.
El viento me golpea fuerte. Cierro los ojos. Respiro hondo y...


Todo está totalmente oscuro, no puedo ver nada. Estoy sentado, respiro agitadamente. Hace frio y estoy temblando, pero no estoy totalmente seguro de que el temblor lo provoque el frio. Poco a poco me doy cuenta de dónde estoy. Estoy sentado en mi cama, empapado en sudor. Por eso hace tanto frio. Miro el reloj, las 5:21.
Me quedo en esa posición durante no se cuánto tiempo. No quiero moverme. Me siento realmente mal, perdido, desorientado...
No quiero volver a dormirme. Si me quedaran Lexatines sería distinto, el sueño sería profundo y probablemente no soñaría. Pero no me quedan, y me asusta dormir.
Me tumbo a sabiendas de que es inevitable, que tengo que dormir.
Sigo temblando.

Comments:
Si fuera una película supongo que sonaría poético o algo. Pero en las circunstancias...me da mucho miedo verte así. No sé cómo hacerte sentir que no estás solo. Que hay quien se preocupa por ti. Quien tiembla no por el frio, sino cuando lee estas cosas. No tomes pastillas. Piensa en lo bueno del futuro. Ahora toca aguantar. Y podrás, tenlo por seguro. Un beso enorme...
 
Menuda pesadilla! qué miedo!. Y se siente tan real, ¿verdad?
Un saludo
 
a veces las pastillas y esas cosas ayudan pero una lechita caliente puede ser màs ùtil... espero q los sueños feos pasen y puedas nomir mien pequenio.
Un beshoo y un abrazop..
 
Publicar un comentario

<< Home