El jueves, octubre 13, 2005 escribí esto:

El viajero pensante

Hace apenas unas horas ponía un post en el que hablaba de mirar al pasado y recordar cosas bonitas. Sin embargo, a veces vienen a la mente resúmenes globales de tu vida, y puedes separar etapas, unas buenas, otras malas.
Hoy me pasé unas cuantas horas dentro de un coche, en un viaje que me surgió. Varias horas mirando por la ventanilla sembrada de gotas de lluvia como lágrimas que se deslizaban inclinadas por el movimiento del coche. Dando vueltas a la cabeza, escuchando canciones que dotan de vida propia al pensamiento. Y por un rato, visioné parte de mi vida como una de aquellas sesiones de diapositivas que solía ir a ver. Y vi cosas buenas, cosas malas y cosas peores.

Cuando de crío me pasaba el día inventando cacharros con cualquier cosa que encontraba, o dibujando mientras mis hermanos se peleaban a mi lado.
Cuando llegué a casa del colegio, en preescolares, y le dije a mi madre de repente "Mamá, ya se leer, no hace falta que esta tarde me leas el tebeo", y mi madre no se lo creyó hasta que me vió con los ojos tan abiertos como la boca leerle torpemente unas cuantas frases, y le expliqué que si la "t" con la "a" se leía "ta", entonces el resto era fácil (sí, aprendí a leer en dos minutos).
Cuando jugaba con los gatos, y les rascaba bajo la mandíbula para que se pusieran a ronronear, me encantaba.
Cuando en el colegio deseabamos que llegara el recreo para juntarnos en las escaleras a contar historias de fantasmas y a imaginar que algún día cazaríamos uno.
Cuando los mayores me miraban con esa mirada extraña de quien no sabe qué se oculta tras dos ojos y una sonrisa, pero notan algo extraño.
Cuando mi pelo era escandalosamente rubio y destacaba entre los demás niños.
Cuando a los dieciocho conocí aquel amor tan inmenso que me empapó hasta la médula.

Pero tambien...
Cuando estaba a punto de poder tocar la locura con la punta de los dedos. Cuando no tenía la ayuda de nadie, salvo mi propio juicio enturbiado por pensamientos negros, y por tanto un juicio adulterado, contaminado. Muchas decisiones incorrectas fueron tomadas en esa época, erroneas por tener un punto de vista no válido, nada objetivo y sin la opinión de nadie más; algunas de esas equivocaciones resultaron decisivas en mi vida.
Cuando me callaba y nadie sabía nada, cuando esperaba a la noche para llorar entre las sábanas, o en la ducha, a salvo de miradas y sospechas.
Cuando nadie entendía por qué actuaba de aquel modo, encerrandome en una burbuja durante horas y horas, saliendo sólo durante las comidas para que no me cayera una bronca por no contestar a algo. Nadie lo entendía, porque yo no quería que nadie lo supiera.
Cuando realmente comprendí lo que yo era, pero consiguieron convencerme de que yo no era así, cuando me sentía tan ignorado por todos, cuando me inventé mi mundo protector en forma de burbuja en la que casi me quedé atrapado. Aún hoy arrastro consecuencias de esa época. Creo que lo pagaré toda la vida.
Cuando la casa parecía una iglesia en la que nadie podía hacer ruido cuando mi padre trabajaba de noche y dormía de día.
Cuando tuvieron que sacarme a la fuerza del tanatorio, cuando llevaba tantas horas pegado a un cristal intentando cambiar aquel último recuerdo, aquel maldito gesto, aquella mirada sin destino. Cuando me odié tanto por aquellos dos años de mirar a otro lado.

Cuando a los cinco años comprendí lo que era la muerte, y a los ocho le perdí el miedo.
Nadie debería entender esas cosas siendo tan joven.

Comments:
Trasgu, la vida es injusta. O al menos para unos pocos. O al menos para quien vemos la vida de un modo menos simple que otros. Para quienes se le ha vetado el derecho a sonreir en la juventud por tener a un familiar muy cercano y muy querido a tantos kilómetros de tí, sin´saber si un día volvería o quedaría allí para siempre, y encima teniendo que tener una sonrisa forzada y aparente en la boca para no preocupar a los demás, porque quizás nosotros nos preocupamos mucho de las cosas, o porque buscamos algo especial en cada circuntancia... todo tiene incovenientes para mi y no avanzo...creo que voy para atrás como los cangrejos y sigo atrapada en recuerdos que me hacen daño, que me clavan puñales en la espalda poco a poco, casi no puedo respirar...

Lo siento, Trasgu, pero me dijeron tanto tus palabras que al final se me deslizaban los dedos en las teclas y escribí mi mini post. Me hiciste recordar tanto...

Kisitos para mi caminante ;)!
 
Me has dejao impresionada con tu forma de aprender a leer :) Ese es mi bro. Un besazo wapo
 
Es muy dura la vida y muy dificil aceptar o comprender la muerte.
Besos!!!
 
Antes pensaba que pocas personas tendrían un pasado como el mío. Pero luego cuando empecé a escuchar no encontré a nadie que no tuviera un dolor profundo más o menos escondido. No es que no sea duro, ni que le quite importancia. Pero si no tuviéramos que luchar por la felicidad, ¿seríamos felices realmente? Ánimo y quedémonos con lo bueno, y si hay que pagarlo, se paga, porque lo merece...
 
Looking for information and found it at this great site... antique round cabinets
 
Publicar un comentario

<< Home