El sábado, octubre 08, 2005 escribí esto:

La noche... (Suicidiario, parte I)

La noche...
Ahí fuera todo está débilmente iluminado por las luces de sodio naranjas que tanto odio. En éste cuarto la única luz es la que desprende el monitor del ordenador. Me ciega...
Fuera, silencio intermitente. Aquí, zumbidos constantes que surgen de una extraña caja metálica bajo el escritorio. Retumba en mis oidos...

Ahí fuera, octubre llegó trayendo su invernal frío, su gélido viento que te corta los labios y la piel de la cara, que te araña los ojos y te obliga a plegarte sobre tí mismo. Nadie en la calle. Apenas pasan coches. Ya terminó el periodo de vacaciones en el que la gente puede salir por la noche a tomar algo a las terrazas. Ya no, mañana hay que madrugar. Se acabó la fiesta. A la cama como niños buenos.
Frío ahí fuera. Y dentro de mí...
Frío, frío también.

Porque hay rincones a los que parece que nunca llega la luz del sol.
Porque hay lágrimas que se confunden con la lluvia y nadie percibe.
Porque hay palabras que el viento arrastra y nadie escucha.
Porque hay caricias que tu piel ausente jamás recordará.
Porque hay hombros que no sienten ese abrazo.
Porque hay gritos que mueren en la garganta y nunca explotan.
Porque hay sueños que revuelven el pasado y lo harán de nuevo.
Porque hay miles de atardeceres que morirán desperdiciados.
Porque hay miles de amaneceres que nunca nacerán.
Porque hay tantas palabras que otra persona ha dicho por mí.
Porque hay días que te gustaría borrar del calendario para que el tiempo se los saltara.
Porque hay momentos en los que quiero sentirme mal y dejar que ésto me pueda.

Porque hay enfermos que no se curan con medicinas.
Porque hay locos que no necesitan ser curados.
Porque hay estómagos con úlceras sentimentales.
Porque hay niños dentro de adultos que quieren ser niños de nuevo.
Porque hay anclados corazones en muchos puertos solitarios.
Porque hay...
Porque hay tiempo suficiente para desesperar a cualquiera.
Porque hay estigmas que no sangran, al menos por fuera.
Porque hay quien se niega a sí mismo para que no le nieguen otros.
Porque hay unos y otros, y entre ellos nunca hay entendimiento.
Porque hay ideas que nunca debieron ser concebidas.
Porque hay ermitaños sin montaña y verdugos sin capucha y herejes sin pecados.
Porque hay ruidos ensordecedores, pero no pueden callar tu grito cuando sale.
Porque hay oasis en todos los desiertos, pero nunca sabes hacia dónde caminar para buscarlos.

Todo lo que tenía que decir, está ahí dicho.

Comments:
ea! Pue todo fuera, es lo mejor, nada dentro.
 
Porque me ha encantado lo que has escritoy me he quedado sin palabras :S...espero q ese frío se te vaya y deje paso a la calidez que,al menos,desprendes con tus posts :).

Besiwos!
 
Porque hay quien se acuerda de ti, y te lo niegas.
Porque hay quien vigila tus pasos, y no te das cuenta.
Porque hay quien desea tu felicidad, y no lo sientes.
Porque cuando te decidas a abrir los ojos vas a ver lo mucho que te pueden querer...
No muerdas el polvo.
Levanta los ojos, mira a tu alrededor, llénate de sueños, pon tus energías en cumplirlos, ama con pasión el sol, el mar, la lluvia y a las personas. Aunque a veces parezcan malas.
Consiente a quien te aprecia el capricho de ver la luz en tu mirada...
 
Sé bien que hay gente que se acuerda de mí, y no les niego, como tampoco ignoro que hay personas a las que les importa bastante cómo esté yo.
Los ojos, los abrí hace un tiempo para ver la verdad que me rodeaba. Y ahora puedo enfrentarme a ella.
Este post fue resultado de un sueño acerca del pasado, y de algunas circunstancias acumuladas durante estos días, no significa que me sienta mal.
Hasta la próxima.

 
Porq en el mundo hay de todo... pero tambien hay poco...
Un beso cielo, cuidat mucho mucho y t dejo mi pag nueva.. el cambio fue por ¬¬ motivo d privacidad xD
 
Cool blog, interesting information... Keep it UP film editing classes
 
Publicar un comentario

<< Home