El domingo, enero 29, 2006 escribí esto:

Mensaje inesperado

Noche del viernes al sábado. Yo tranquilamente haciendo mis cosas en el ordenador cuando el móvil empieza a zumbar. Mensaje. ¿Quién puede ser a la 1:30 de la mañana? Bah, fijo que es publicidad de Amena. Pero no. Para mi sorpresa, es B. Me quedo mirando el nombre fijamente -Hola, soy B,...- Sufro un pequeño flash, una especie de mini-recopilatorio de pequeños momentos. Hay heridas que nunca curan del todo.
El mensaje roza lo absurdo: se disculpa por no haberme felicitado las navidades (a 27 de enero). Aquí hay algo raro, pienso. Le respondo y tras un relativamente corto intercambio de mensajes, me dice que está de camino a Gijón, por temas de salud de un familiar. Así que es eso, que viene para acá.
¿Qué hago? Me tiro 5 minutos con el móvil en la mano, intentando decidirme. Al final, le digo que si necesita algo, o si le apetece quedar para tomar algo, que me llame. Ok, si eso ya te llamo, me contestó.
Creo que no me afectará verla, y me gustaría saber cómo le van las cosas. Creo...
Lo que me asusta un poco es que me parece que ella no ha olvidado. No quiero hacerla sufrir, y tal vez lo más fácil sería símplemente desaparecer, no contestar sus mensajes. Pero quiero saber de ella.

Y a raíz de ésto, me fui a la cama con intención de no tener sueños -como de costumbre-, pero por cosas de la vida, que disfruta con éstas cosas -y tragándome mis palabras a cierta persona sobre que hacía años que yo no soñaba-, a raíz de esto, digo, soñé. Pero no con B. Para mi sorpresa, soñé con C, mi ex. No recuerdo el sueño, pero por supuesto es de los que tocan fondo.

Y de nuevo me asaltó el pensamiento de que no supe hacerla feliz, y que tal vez no encuentre a nadie tan parecido a mí.

Pero ese pensamiento es inmediatamente despedido de la cabeza.

Saludos.

******************************************************
Drain the pressure from the swelling,
the sensations overwhelming.
Give me a long kiss goodnight and everything will be alright.
Tell me that I won't feel a thing,
so give me Novacaine
[Give me Novacaine, Green Day]


El sábado, enero 21, 2006 escribí esto:

Raro raro raro...

Bueno, me han puesto deberes repetidas veces, y aunque no estoy muy por la labor, lo intentaré.
La gente que me conoce sabe que soy raro, pero raro de cojones, y sin embargo, soy incapaz de hacer una lista con mis rarezas. Pero lo intentaré, ahí van mis 5 rarezas:

1_Cuando voy a un baño público, ya sea en la universidad o en un bar, o cualquier otro sitio, casi nunca uso los retretes, sino que prefiero los "meódromos" como yo los llamo. Nada mejor que mear de frente y no para abajo como en los retretes. Hasta ahí todo bien. La cosa es que siempre tengo que usar o bien el que esté más alejado de la puerta de entrada, o si están todos a distancia parecida, el de la izquierda. Si el más lejano no está disponible, entonces me pongo en el más cercano, y si el de la izquierda está ocupado, en el que está más a la derecha. Si los extremos están ocupados, me voy al del centro, y si por casualidad tengo que ponerme al lado de algún otro meón, me voy a un retrete cerrado. No tengo ni idea de por qué hago eso, porque vergüenza no tengo.

2_En casa, de noche, nunca enciendo las luces, sino que me desplazo por la casa a oscuras, a veces en completa oscuridad. Además, camino sin hacer ningún ruido, aunque esté solo y no haya nadie a quien poder despertar o molestar con el ruido. Para más colmo, cada noche cuando me acuesto me quito la ropa en completa oscuridad, y por la mañana me visto sin subir la persiana o encender la luz. Y por si no fuera poco, encima lo hago con los ojos cerrados.

3_Cuando voy caminando por la calle y una "señora mayor" (por no decir vieja asquerosa) me mira mal, con esa mirada que dice "vaya pintas, estos jóvenes son todos unos yonkis", me gusta clavarle la mirada, bajar un poco la cabeza y luego mirarle el bolso antes de volver a mirarla a los ojos y ver ese gesto de miedo a que le robe. Soy malo, que le voy a hacer.

4_Tengo la manía de ofrecerme a hacer cosas por la gente aunque no me lo pidan, y más de una vez me he visto después pensando por qué c#j%n@s abriría yo la boca, por qué no me estaré calladito. Vamos que soy tonto del culo.

5_Por último, una de mis contradicciones paradójicas. Me encanta estar sólo, meterme en una cafetería a leer un libro tomando un café, o sentarme al final de la playa a ver el mar, o coger mis cámaras y patear la ciudad en busca de fotos... Sin embargo, una de las pocas cosas a las que temo en la vida, y puede que la que más, es la soledad. Es más, cuando me planteo irme por ahí solo, a hacer fotos, o a la playa, en seguida me entra una especie de ansiedad y necesito compañía. Me gusta estar sólo pero me asusta, dicho de otro modo. Sólo podía pasarme a mí.

Bueno, creo que no me ha quedado demasiado mal. Ahora supuestamente debería pasar la pelota a 5 personas más:

-Wave: a ver si la convencemos.
-Maktub
-Maite/Adicta textual
-Korscha
-(Lo siento pero llego tarde y todo el mundo a quien se lo mandaría ya lo ha hecho)

Saludos, y espero que hasta pronto.

El lunes, enero 09, 2006 escribí esto:

Retorno a BlogSfera

Año nuevo, ¿vida nueva? ¿Y por qué?
Las personas pensamos en ciclos. Dividimos el tiempo en etapas, y nos marcamos objetivos que nunca cumplimos. Y llega el fin de año, hacemos balance de todo lo bueno y malo que nos ocurrió durante ese año tan malo y redactamos una lista de propositos para el año siguiente. Como si pidiesemos una nueva oportunidad, dame un año más para intentar cuidarme más, para hacer más deporte, para dejar de fumar, para aprender a relajarme, para apuntarme al gimnasio, para aprender un idioma nuevo, para empezar a pensar en uno mismo... Muchas de esos propósitoss serían muy útiles, o incluso necesarios, si llegaran a hacerse realidad, pero probablemente ninguno de ellos lo haga. Por la misma razón por la que la escribimos en nuestra lista el año pasado y no la cumplimos. Cuesta mucho esfuerzo dejar el camino y torcer a un lado, escalar una montaña que nos lleva a ver esa propuesta realizada. Cuesta mucho romper la rutina.
¿Y quién no ha oido, o incluso dicho, eso de "a partir del lunes..."?

¿Qué tiene el lunes que lo hace diferente? ¿Y el 1 de enero? Igualmente sería proponerse las mismas cosas cualquier otro dia del año o de la semana, pero la gente necesita que el cambio que va a realizar se manifieste también en el mundo que la rodea, y qué mejor que un cambio de año.
Así que yo este año no he hecho lista de propósitos. Ya la hice hace unos meses, y de vez en cuando añado alguna pequeña modificación, o elimino alguna parte de cierto punto.
Y cuando me preguntan qué le pido al nuevo año, me paro a pensar y respondo que no quiero nada. La gente se sorprende ante respuestas como esa, y me mira extrañada.

***************************************************************
Hoy, casi sin darme cuenta, me puse a escribir un post. Creo que ya lo echaba de menos. Hace un año -como ya alguien ha dejado escrito- que abrí este rincón de mi cabeza. He plasmado 155 pensamientos, sin contar éste. 155 pistas sobre mi forma de ser, de actuar, de pensar. He encontrado a gente interesante, a nuevos amigos aunque estén lejos, me he reencontrado con personas que ya conocía y he podido conocerlas un poco mejor gracias a su blog, y sobre todo he visto que es imposible sentirse sólo, y he aprendido algo de todos vosotros, aunque sea un poquito, y también me he sentido útil dejando mis opiniones en vuestros blogs. Por eso quiero dedicar este post:
- A Haushinka, porque ella fue la primera en venir a hablarme.
- A Wave y Cova, que también llegaron pronto y se convirtieron en mis queridísisimas sisters.
- A mi peke, Ismene, que consigue hacer que sonría aunque no quiera :)
- A Cabeza Loca, que me dejó asomarme un poquito a su vida a través del blog.
- A todos esos blogueros que dejan comentarios en cada post que escribo.
- A los que aparecen de vez en cuando.
- A los que abandonaron su blog.
- A los blogueros que no leo, ya por pereza o falta de tiempo (lo siento!), y sin embargo ellos dejan su comentario.
- A cualquier otro que se me pueda olvidar...

**************************************************************

La nochevieja trajo lo esperado. Ni un saludo, ni una palabra. No esperaba menos de él.
En cierto momento me descubrí tirado en la cama de un amigo, cerveza en mano y viendo una peli todos juntos, mirando hacia él, y me daba lástima ver en lo que se estaba convirtiendo. Por momentos le veía distante, triste. Desde que le conozco le he visto preocupado, asustado, enfadado, deprimido, incluso cansado de la vida, pero nunca le había visto triste como me pareció verle.
Cada uno escoge su camino, como tantas veces he dicho. Él nunca sabrá lo que llegué a hacer por él, por ayudarle. Es verdad que a veces me gustaría plantarme delante de él y soltarle cuatro cosas, pero ya no tiene sentido. Y si pensaba que me iba a agobiar por salir juntos en nochevieja, se ha llevado una sorpresa, porque el agobio se lo llevaron ellos y la diversión nosotros.

Nada más, suficiente para éste retorno. Estos días me ha venido bien dedicarme un poco de tiempo a mí mismo, a pensar. He sacado algunas conclusiones interesantes.
Un saludo.


I'm the son of rage and love, the Jesus of Suburbia,
from the Bible of none of the above,
on a steady diet of soda, pop and Ritiline
No one ever died for my sins in hell,
as long as I can tell, at least the ones I got away with...

But there's nothing wrong with me,
this is how I'm supposed to be,
in a land of make-believe that don't believe in me.

[...]

Every one is so full of shit, born and raised by hypocrites,
hearts recycled but never saved, from the cradle to the grave.
We're the kids of war and peace from Anaheim to the Middle East.
We're the stories and disciples of the Jesus of Suburbia...

Land of make-believe, and it don't believe in me.
Land of make-believe, and it don't believe... And I don't care.
I don't care.
I dont' care.
[Jesus of Suburbia, Green Day]


Tal vez un día de estos la ponga entera.